Este Proyecto de Ley tiene gran importancia para obtener logros adicionales para los pescadores artesanales

Este Proyecto de Ley tiene gran importancia para obtener logros adicionales para los pescadores artesanales

Todos sabemos que la pesca artesanal ha tenido grandes dificultades desde hace muchos años, en particular por los problemas de conservación de las especies marinas, lo que ha significado vedas que la han afectado en cuanto a ingresos económicos se refiere.
Por ello es importante que los pescadores artesanales puedan manejar sus caletas, de modo que realicen actividades anexas a la pesca propiamente tal, como gastronómicas y turísticas.
La idea es dar un valor agregado a la pesca.

En ese sentido, el proyecto tiene gran importancia para lograr que los pescadores obtengan ingresos adicionales.
Las caletas deberán ser asignadas a las organizaciones de pescadores artesanales que se encuentren operativas y en funcionamiento, además de estar inscritas en el Registro Artesanal regulado en la Ley General de Pesca y Acuicultura, y tengan declarada como caleta base el espacio objeto de la destinación. Esta tendrá una duración de treinta años, contados desde el acto administrativo que la otorga.
Existen, eso sí, prohibiciones lógicas. Los derechos emanados del convenio de uso suscrito entre Sernapesca y la o las organizaciones asignatarias no podrán enajenarse ni cederse.

Igualmente, no podrán constituirse a su respecto otros derechos en beneficio de terceros.
Los pescadores artesanales han sufrido mucho. Quiero decir al diputado Jorge Ulloa -por su intermedio, señor Presidente- que aquí hay un error de apreciación respecto de la gran pelea que se dio hace muchos años en relación con los pescadores artesanales y los intereses de los industriales. Digo esto porque fui Presidente de la Comisión de Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos, y la gran pelea que se generó en años pasados se relacionaba con cuál era el espacio marítimo que se asignaría a los pescadores artesanales para que ejercieran su actividad. Los industriales querían reducirles espacio; finalmente y con mucho esfuerzo logramos que accedieran a una franja de cinco millas marinas medidas desde las líneas de base normales. Esa fue la gran pelea.

Por ello, no se nos puede decir que fue el almirante Merino quien entregó las cinco millas marítimas a los pescadores artesanales.
Con todo, ese espacio no es suficiente para que los pescadores artesanales recojan especies, puesto que la pesca de arrastre ejercida por los industriales se lleva la mayor parte de los recursos. Espero que corrijamos esa situación con ocasión de la discusión de las modificaciones a la ley de pesca.

Ahora bien, valoro tremendamente que la administración de las caletas recaiga en las organizaciones de pescadores artesanales y no tenga injerencia en ello el delegado municipal.
5 6 CÁMARA DE DIPUTADOS

Al respecto, todos tenemos la experiencia de que muchas veces los alcaldes utilizan estos temas desde un punto de vista político. Es más, en materia educacional vemos cómo utilizan los recursos para contratar una serie de personas que no son necesarias, tal como ocurre en materia de salud.
Repito: en esta materia se corría un alto riesgo al aceptar la injerencia de un representante de las municipalidades, con todo el respeto que merecen los alcaldes que realmente no actúan de esa manera.
Por eso, felicito al Senado por haber suprimido al representante del municipio como integrante de la comisión intersectorial. Me parece una decisión beneficiosa.

Me alegro mucho por los habitantes del distrito que represento, que comprende comunas como #Pelluhue y localidades como #Curanipe, #Loanco y #Chovellén, que se dedican a la pesca artesanal con tanto sacrificio.
Esta futura ley es positiva, y por eso me alegro, señor Presidente.

He dicho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *